Saltar al contenido principal
Menú Principal
19 de junio de 2020

Observatorio presenta resultados de la “Encuesta sobre la Situación de Empresas de La Araucanía frente a la Crisis Sanitaria”

Frente a los efectos que está produciendo la pandemia del COVID-19 sobre nuestra economía y el mercado laboral, la red de Observatorios Laborales de SENCE implementó una consulta online cuyo primer objetivo era recabar información sobre la situación que estaban viviendo las empresas y sus trabajadores como consecuencia de la emergencia sanitaria y social causada por la propagación del COVID-19. Hoy, el equipo del Observatorio Laboral Araucanía presenta a través de su canal Youtube, los principales hallazgos y conclusiones de la encuesta.

El total de empresas que respondieron en la región fue de 368 que, en conjunto, generan 12.162 puestos laborales. Del número total de empresas que respondieron, un 79% corresponde a microempresas, un 14% pequeñas, un 4% medianas y un 3% grandes. Con respecto a la distribución del empleo, el 75% de los puestos reportados en la encuesta corresponde a grandes empresas, 10% a medianas, 8% pequeñas y 7% a microempresas.

En primera instancia se aprecia que los sectores más afectados por el actual contexto del COVID fue (y sigue siendo) el sector del Turismo (dado la suspensión total de sus operaciones y el cierre de muchas empresas), seguido por el Comercio (que en el momento de consulta enfrentaba suspensión total en Temuco y Padre Las Casas). Sin embargo, en la actualidad, se aprecia un avance paulatino en el retorno de sus funciones, con una focalización en la implementación de medidas de seguridad sanitaria en el Comercio, Construcción e Industria, la transición a despacho a domicilio o retiro en tiendas de las empresas de restaurantes y comercio, pero con una contracción en el número de turistas que sigue afectando al Turismo.

En segundo lugar, se señala la paralización total o parcial de las operaciones de las empresas durante el período evaluado, lo que es posible siga ocurriendo durante todo el transcurso de la pandemia. Lo anterior, ha implicado una reducción de las ventas en diferentes magnitudes, pero con grandes variaciones respecto al año anterior.

Un elemento para destacar es que gran parte de las empresas no pueden implementar la modalidad de teletrabajo (dado que sus actividades se desempeñan de forma presencial) lo que implica que no puedan seguir operando en contexto de cuarentena o mayor distanciamiento social, lo que implica una limitante para el desarrollo productivo de éstas. En este sentido, como medidas para solventar el contexto COVID-19 se han implementado medidas de índole sanitaria, y se visualizan iniciativas que han incorporado o potenciado canales de venta o servicios online, con el servicio de despacho, o bien han rediseñado sus productos o procesos.

Finalmente, es importante destacar algunos de los comentarios adicionales enunciados por las empresas, que dan cuenta, desde una mirada cualitativa, otras situaciones que pudieran estar atravesando en este contexto. De esta manera, surge en primer lugar la sensación de incertidumbre y angustia generalizada sobre la continuidad de las operaciones de las empresas, percepción que estaría influida además por el período en que se generó la toma de datos, correspondiente a las primeras semanas de la crisis sanitaria. Bajo esta misma situación, se destacaba la falta de información o visibilización y, por ende, desconocimiento, de las ayudas gubernamentales hacia las empresas, lo que generaba una dificultad para acceder a éstas.

Asimismo, la crisis sanitaria ha manifestado la necesidad de incorporar nuevas tecnologías para readecuar el funcionamiento de las operaciones y actividades de las empresas, lo que deja en evidencia obstáculos asociados a la falta de financiamiento con los que cuentan las empresas para implementar y/o mejorar su infraestructura tecnológica y, en la misma línea, fortalecer sus capacidades y competencias en el área.

Accede a los resultados completos aquí.

Click to listen highlighted text!