Saltar al contenido principal
Menú Principal
23 de marzo de 2020

Recomendaciones para el Teletrabajo en tiempos de Coronavirus

Durante los meses de febrero y marzo de 2020 el mundo se ha visto afectado por una pandemia que al 23 de marzo ha infectado a más de 372.000 personas y por la cual han fallecido más de 16.000 muertos en 178 países: el coronavirus COVID-19 (según datos de la OMS). Por el rápido contagio del virus, han sido diversas las medidas y campañas de cuidado que han tomado los distintos Estados y organizaciones internacionales para disminuir la velocidad de su propagación, dentro de las cuales, sumadas a las medidas de higiene (lavado de manos con agua y jabón cada 20 minutos), se incorpora el distanciamiento social, sugiriendo en la medida de lo posible, la realización de una cuarentena voluntaria, optando por el trabajo a distancia como una forma segura de trabajo en este contexto.

Si bien no todos los puestos de trabajo pueden ser ejecutados desde la modalidad del teletrabajo, es pertinente que empleador y trabajador/a definan qué labores pueden ser realizadas desde el hogar, para implementar esta modalidad durante el período que dure la pandemia, sin poner en riesgo la salud de los trabajadores, sus familias y compañeros de trabajo.

Es por esto, que a continuación dejamos algunas recomendaciones para aquellos trabajadores y empleadores que decidan implementar el teletrabajo como una medida de prevención:

Mantén una comunicación efectiva con tus jefes y compañeros/as de trabajo. El distanciamiento social hace referencia al contacto físico entre las personas, y frente a la implementación del teletrabajo, mantener una comunicación activa con tus jefes y compañeros de trabajo permitirá estar actualizado de las dinámicas laborales, así como establecer redes de apoyo en este inusual período de cuarentena.

Respeta tus horarios de trabajo y vida familiar. El teletrabajo no es sinónimo de horarios difusos, ya que esto complejiza la compatibilidad entre las tareas laborales y domésticas, sobre todo porque en estos momentos los niños y niñas están cumpliendo cuarentena también. Te sugerimos planificar y autorregular tu carga de trabajo, estableciendo horarios donde puedas enfocarte en metas diarias y ser flexible, no esperes trabajar 8 horas al día frente al computador ya que esto es poco factible y puede generar ansiedad y/o frustración al no realizarse de esta manera.

Toma pausas activas. Al momento de establecer tus horarios de trabajo, ten en cuenta espacios de pausa para que puedas estirar tu cuerpo, hacer ejercicios de respiración o movimiento articular, tomar agua o comer una colación. Es importante, durante el tiempo que dure nuestra cuarentena voluntaria, preocuparnos también por nuestra salud y reforzar nuestro sistema inmunológico.

Establece un espacio de trabajo adecuado. Uno de los grandes desafíos del teletrabajo es superar las ganas de trabajar desde la cama. Este es un error, ya que no se establecen límites entre lo laboral y el descanso, afectando directamente en tu productividad y de paso, en tu salud, ya que generalmente al trabajar desde la cama tu espalda adopta posiciones que pueden generar incomodidad, dolor y efectos adversos al mediano plazo. Busca en tu hogar el lugar que más te acomode, teniendo en cuenta el acceso a internet, la luminosidad y la comodidad para realizar tus labores.

Supera la tentación de trabajar en pijama. Relacionado con el punto anterior, es difícil separar lo laboral y lo doméstico al estar en pijamas durante el trabajo. No es necesario ponerse ropa formal ni andar de traje, pero sí es importante cambiar el pijama por ropa de diario para hacer la desconexión mental con el sueño y la comodidad de estar en la cama.

Debido a que niños, niñas y adolescentes escolarizados están también realizando una cuarentena preventiva dictada por el Ministerio de Educación, sugerimos aprovechar esta oportunidad como una posibilidad de ejercer la corresponsabilidad entre padres, madres y/o cuidadores, distribuyendo las tareas del hogar e incluyendo a toda la familia para así disminuir la carga que pudiese afrontar una sola persona, ya que de acuerdo a la Encuesta Nacional del Uso del Tiempo (INE, 2017), las mujeres dedican el doble de horas diarias que los hombres al trabajo no remunerado en el hogar.

Finalmente, recordamos que la implementación del teletrabajo es un acuerdo entre trabajador/a y empleador, y en ningún caso debe significar una afectación en la remuneración previamente pactada.

 

Click to listen highlighted text!