Saltar al contenido principal
Menú Principal
9 de Septiembre de 2018

Otros tiempos, otros oficios, las novedades del mercado laboral

Desde instaladores de envolvente térmico hasta expertos en domótica (automatización de hogares) o testeadores de aplicaciones (app) exige hoy el mundo del trabajo. Lo dicen las tendencias globales y lo ratifica la propia demanda local. Ocupaciones para el presente y para el futuro de La Araucanía son perfiladas hoy por la autoridad del sector y el Observatorio Laboral del IDER-UFRO. La política pública en gestación a través del Plan Impulso apunta a afinar la sintonía entre la demanda laboral y la formación del capital humano con el objetivo de levantar la productividad y abrir nuevas oportunidades para la región.

Gustavo Castro tiene 60 y hace 40 años trabaja en la construcción. Comienza su vida laboral como albañil, pasa por la instalación cerámica y hace doce años apuesta por un nuevo nicho dentro de su rubro: el revestimiento térmico, especialidad que hoy lo tiene ocupado, y muy ocupado, como parte del equipo humano que levanta los edificios que darán vida al nuevo condominio Parque Durand de Temuco.

Reconvertirse resulta algo casi natural para él. El Plan de Descontaminación Atmosférica (PDA) Temuco y Padre Las Casas está en pleno funcionamiento y la normativa demanda otros estándares de construcción, así que – en buen chileno – suma “dos más dos“, y comienza a capacitarse en la expertiz.

A la fecha, Castro admite que no deja de aprender todo lo que puede en materia de aislación térmica, en los cursos formales, en los talleres que dictan las empresas que suministran los materiales de trabajo y también por observación directa.

Este temuquense es la prueba de como paulatinamente se va transformando el mercado laboral en La Araucanía y el ámbito de la capacitación, al punto que en la actualidad se vislumbra una serie de oficios y profesiones con competencias específicas que serán demandados en el corto y mediano plazo, las cuales – de consolidarse abrirán nuevas oportunidades para los habitantes del territorio y la opción cierta de mejorar la productividad local, una ecuación clave para las pretensiones públicas de crecimiento y desarrollo que plante el actual Gobierno.

Así lo explica el seremi del Trabajo y Previsión Social, Sr. Patricio Sáenz, quien recuerda que tras el próximo anuncio del Plan Impulso Araucanía 2018-2016 existirían al menos tres ejes centrales de desarrollo de los cuales hacerse cargo: energías renovables, turismo y agricultura de reconversión, los que marcan un desafío especial para el Servicio Nacional de Capacitación y Empleo, Sence, en cuanto a contar con capital humano preparado.

Sólo a la luz de las políticas públicas comprometidas para la región se observa trabajo futuro para constructores de torres eólicas, expertos en mantención de aerogeneradores, conserjes y mucamas con dominio de idiomas, técnicos en Packing y cadenas de frío, por mencionar algunos, a los que se suma aquellos identificado por el Observatorio Laboral Araucanía del IDER-UFRO, un aliado del Ministerio del Trabajo y el Sence, formado hace tres años por encargo de ambas instituciones que enumera otros tantos oficios y profesiones que provienen de las tendencias mundiales y de la propia demanda del territorio local.

Desde técnicos en mantención de paneles solares, pasando por guías de enoturismo, hasta expertos en domótica son identificados en el último reporte de vigilancia tecnológica del observatorio regional, una lista de ocupaciones que asoman una oportunidad para quienes buscan un primer trabajo o para aquellos y aquellas que desean reconvertirse.

Ocupaciones

El director del Observatorio Laboral Araucanía IDER-UFRO, Ismael Toloza Bravo, prefiere hablar de oficios y profesiones del futuro para La Araucanía, esto dado que muchas de las opciones publicadas en su más reciente reporte no están integradas a la oferta formativa regional, y representan más bien un reto público y privado.

Toloza se refiere a actividades como instalación y mantención de paneles solares y aerogeneradores, audiovisualistas que manejen drones, expertos en edición de video y marketing digital (esto en respuesta, por ejemplo, a la demanda generada por las campañas políticas cada vez más arrimadas a la redes sociales).

También lo dice por ocupaciones como operarios para riego tecnificado, expertos en frío, especialistas en cadenas logísticas, guías de enoturismo (turismo vinculado al vino), eco gasfíter, operadores de biogás, tester de aplicaciones (app), expertos en manejo de impresiones 3D para la construcción, cosechadores de aguas lluvias, y en el ámbito profesional, arquitectos para edificaciones en altura, arquitectura de sostenibilidad y dibujantes proyectistas, entre otros.

“Creo que esto viene, porque una cosa es identificar dónde están las oportunidad y otra es hacer que se transformen en experticias o en oficios concretos”, comenta el director del Observatorio. “Creo que estamos en ello, porque esto es un proceso que requiere primero la identificación de la necesidad de una expertiz demandada. Lo segundo, es generar las condiciones para formar  esa expertiz y allí es donde estamos en una conversación muy estrecha con Sence, de manera de encontrar la mejor fórmula de hacer esto”, complementa.

Así como surgen nuevas ocupaciones en los reportes, aparecen algunas actividades que son viejas conocidas, pero que actualmente son demandadas por el mercado local en concordancia con las Megatendencias del mercado global y porque escasean. Este es el caso de los tractoristas, operadores de maquinaria agrícola, albañiles, carpinteros, electricistas, soldadores y, especialmente, enfierradores.

Frente a este escenario, relata Ismael Toloza, hay retos para el mundo formativo (Sence, fundaciones, institutos y universidades) y los hay también en cuanto a afinar la conexión entre los trabajadores y el mercado laboral existente. “La misión que tenemos como Observatorio es hacer esta conexión, hacer la identificación de un oficio escaso, los perfiles laborales, y generar la vinculación con la oferta actual para reducir la incertidumbre (…). Así también espero que en el corto plazo podamos ir instalando – en la lógica de las decisiones y los diseños de las carreras profesionales y técnicas – estos nuevos oficios y competencias de futuro”.

En ejercicio

Con diez años de trabajo en la construcción, Ariel Milanao, al igual que Gustavo Castro, trabaja hoy para la constructora Providencia en la edificación de un condominio camino a Fundo El Carmen, un proyecto Serviu DS19 comprometido para 2019.

El joven de 28 años se ha ido ajustando paulatinamente a su rubro. Primero se formó en la construcción de viviendas, luego aprendió de casas prefabricadas y en los últimos seis años se introduce en la edificación de altura, dentro de la cual lleva tres años en el revestimiento térmico trabajo clave para una región como esta, donde existe un PDA que pone exigencia en materia de eficiencia energética dentro de las viviendas con el objetivo de ayudar a disminuir la contaminación atmosférica que afecta la zona.

“Llevo tres años trabajando en “promuro” y el aprendizaje no se detiene. En mi caso, yo no espero que alguien me enseñe, siempre tomo la iniciativa”, comenta.

Quien tampoco se ha quedado de brazos cruzados y hoy abraza una de las nuevas ocupaciones que han asomado en la región es Carlos Valenzuela Jara (30), un ex guardia de seguridad de Pitrufquén, con experiencia en gasfitería, electricidad y servicios de alimentación, que hoy comienza a abrirse camino como independiente en la instalación de paneles solares.

“Nunca me sentí a gusto como guardia, ni con las empresas, ni con la paga, y como me considero un tipo proactivo al que le gustan los desafíos quise aprender esta ocupación cuando se dio la oportunidad (…). Tres comunidades mapuche solicitaron este curso y Sence respondió. Lo pidieron para probar que hay otras opciones más amigables para generar energía, opciones distintas a la hidroeléctrica que quieren instalar allí. Yo me pude capacitar. Esto me gustó y hoy pretendo concretar un servicio destinado a los colegios rurales que espero que resulte”, relata Valenzuela.

Políticas

Desde el sector público, junto con destacar las oportunidades laborales y productivas que aspira generar el Gobierno a través de los tres ejes del Plan Impulso Araucanía 2018-2026, el seremi del Trabajo, Sr. Patricio Sáenz, recuerda que el reto de hacerse cargo de un capital humano preparado para lo que viene está en sintonía con los anuncios entregados el lunes por el subsecretario del Trabajo, Fernando Arab, que comprometió tres proyectos que ejecutarán fundaciones en la región en materia de capacitación laboral, los cuales involucran 500 millones de pesos.

La oferta formativa que está en camino, acota la autoridad regional, tiene que con la entrega de habilidades blandas para el trabajador o trabajadora, “de modo que tenga una mejor impronta para el trabajo, y mucha preparación técnica para que tenga la capacidad productiva necesaria, esto sumado a las pasantías en las empresas donde van a trabajar, de modo que al final del día la experiencia se transforme en contratos reales”.

Estos tres proyectos, precisa el seremi Sáenz, son esfuerzos distintos a lo que por su cuenta y con sus propios recursos hará en Sence en La Araucanía.

De esta forma, con información relevante a modo de brújula, la Región – desde lo público – va camino a generar un nuevo escenario para la población laboral. De materializarse las intenciones, oportunidades y desarrollo productivo tendrían que surgir de la experiencia de la mano de expertos en riego tecnificado, cadenas de frío, guías de enoturismo, tester de aplicaciones (app), expertos en manejo de impresiones 3D, cosechadores de aguas lluvias o especialistas en domótica.

Oficios y profesiones

Entre las profesiones y oficios del presente y futuro identificadas por el Observatorio Laboral del IDER-UFRO figuran: operarios para riego tecnificado, expertos en frío, especialistas en cadenas logísticas, guías de enoturismo (turismo vinculado al vino), eco gasfíter, operadores de biogás, tester de aplicaciones (app), expertos en manejo de impresiones 3D para la construcción, cosechadores de aguas lluvias, y en el ámbito profesional, arquitectos para edificaciones en altura, arquitectura de sostenibilidad, dibujantes proyectistas, técnicos en instalación y mantención de paneles solares o aerogeneradores, audiovisualistas con manejo de drones, expertos en edición de video y marketing digital, por citar algunas.

Noticia realizada y publicada por el Diario Austral el día 09 de septiembre de 2018: http://www.australtemuco.cl/impresa/2018/09/09/full/cuerpo-reportajes/10/

Click para escuchar texto.